Historia y Tiempo, dos cosas diferentes

En metodologías Agile como Scrum es usual emplear los denominados history points (“puntos de historia”) como unidad de medida para estimar el esfuerzo necesario para completar las tareas. Cuando un equipo de desarrollo comienza a implantar Scrum, suele ser común enfrentarse al dilema de qué significan realmente los history points y cómo deben usarse. La respuesta corta es que su importancia radica en la cantidad relativa, la diferencia de los valores entre las diferentes tareas y entre los valores que cada miembro del equipo cree que habría que asignar a una tarea concreta.

Por ejemplo, si a una tarea se le asignan 3 hp y a otra 9 hp, lo que el equipo transmite con ello es que la segunda costará, aproximadamente, el triple de tiempo en ser completada. Otro ejemplo. Si durante la reunión de estimación de tareas, un miembro del equipo estima que a una cierta tarea hay que asignarle 10 hp mientras que el resto del equipo considera que deberían ser 5 hp (una diferencia significativa), puede implicar que, o bien ese miembro del equipo se ha dado cuenta de algo que ha pasado desapercibido para el resto o es que no ha comprendido realmente la naturaleza de la tarea. En cualquier caso, el equipo sale ganando.

En este post, Leon Tranter describe un concepto fundamental que los equipos deben tener presente en todo momento: los history points no deben ser una unidad de medida de tiempo.

Tiempo congelado

 

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


6 × = twenty four