Jugando en clase

Un cerebro no aprende si no hay emoción.

Francisco Mora
(Experto en neuroeducación)

Está demostrada la importancia del papel que juegan las emociones en el aprendizaje y que éste se consolida mejor en nuestro cerebro cuando se involucran emociones positivas. Y con el juego creamos nuevas experiencias de aprendizaje que facilitan la generación de emociones positivas.

Mi experiencia “jugando en clase”

No recuerdo exactamente cuándo empecé a utilizar juegos en las clases, pero sí recuerdo el primer juego que adquirí: “Trivial de la Atención al Cliente” (PPT con vídeos y material de soporte) y de eso hace unos 20 años. Sí, sí 20 años…

El éxito de implicación y compromiso con el juego fue instantáneo. La novedad, la sorpresa, romper con la clase “tradicional”, centrando el protagonismo al alumno y en un entorno lúdico, fueron las claves del éxito.

Y empecé a crear mis propios juegos para aplicarlos en mis clases:  Trivial de Inteligencia Emocional, Cartas de motivación, gincana de la comunicación…

Utilizo juegos con todos los perfiles, desde personal base de cualquier sector hasta directivos.

Lo importante es que responda a un objetivo pedagógico concreto, ya que una vez realizado el juego, es fundamental realizar una reflexión respecto a lo vivido y aprendido y que es coherente con la razón de ser de la clase.

En formación, el juego es un medio para, no un fin en sí mismo.

Trabajo con personas adultas y profesionales, por tanto, el juego siempre tiene que ver con habilidades que son necesarias (o imprescindibles) para el puesto de trabajo que ocupan.

¡Te animo a formar jugando!

Mira la infografía “5 razones para aprender jugando” de La imaginadora.

8 cosas que he aprendido que quiero compartir contigo.

1️⃣ Si lo diseñas, cuida todos los detalles. Detalles como una actividad rápida y divertida para crear los grupos, el diseño de los cartelitos para el nombre el equipo, el material entregado a utilizar en sobres o cajitas… Cuida el diseño, los detalles, el tipo de material. Los asistentes se dan cuenta y lo agradecen.

2️⃣ Cuando los diseñes o escojas, ten empatía con el grupo a formar y practica tu creatividad.

3️⃣ No es necesaria una gran inversión económica. Seguro que ya sabes que en las tiendas asiáticas puedes encontrar ¡casi de todo! 😉

4️⃣ Sé un “jugón”. Pásatelo bien jugando y trasmítelo. Piensa en las neuronas espejo y recuerda que las emociones positivas ayudan al aprendizaje.

5️⃣ Durante el juego es importante que animes, dinamices, interactúes, ayudes a los participantes.

6️⃣ Anima a la participación, pero no obligues a nadie a participar. Habla con la persona que no quiere jugar, escúchale, ten empatía, anímale y evidentemente respeta tu decisión final. 

7️⃣ Utiliza juegos diferentes e innova. Utilizar un mismo juego que los alumnos ya han experimentado igual con otros formadores puede hacer que “pierdan la chispa”. La novedad genera emociones positivas. Por tanto, adáptalos a tu manera de impartir clases, cambia las reglas, el diseño, algún detalle…

8️⃣ Practica la asertividad y el sentido del humor para rebajar la tensión cuando los equipos o personas son muy competitivas.

9️⃣ Y recuerda: el juego debe responder a un objetivo pedagógico del curso y debe haber una parte de reflexión grupal al final del mismo.

Juego sencillo de propia creación: “¡Montemos un (___) WOW!”

Lo diseñé para un taller de Trabajo en equipo y es un juego que puedes adaptar al grupo y perfiles que necesitas formar.

En el espacio (_) puedes poner: evento, restaurante, fiesta para el departamento, producto o servicio nuevo. En clase hemos montado desde una carroza de carnaval hasta un nuevo servicio de prevención…lo que tú quieras. La consigna fundamental es que tiene que ser muy muy creativo. No importa si no es viable.

Los asistentes practican trabajo en equipo, creatividad, toma de decisiones, gestión del tiempo, comunicación, resolución de conflictos… y se divierten.

Equipos de 4/5 personas, realizan en sólo 60 minutos, un conjunto de 5 actividades en equipo con una serie de indicaciones y objetivos concretos, previamente determinados y escritos en unas tarjetas con diseño y redactado motivador.

A cada equipo se le entrega un sobre con las tarjetas explicativas y un kit con el material necesario para realizar o confeccionar lo que piden las actividades.

Las tareas combinan toma de decisiones y realización física del tipo: confeccionar un cartel, un listado actividades a realizar, diseño de una sala, un slogan, un vídeo…

El rol del formador es el de animar a la participación y ayudar a cada equipo.

Al final se realiza una exposición rápida de los proyectos y se vota el más original, trabajado, divertido, loco…

Variantes del juego: se puede estipular que haya un líder por equipo, que puede ser escogido democráticamente o impuesto, o al azar. Y también puedes acortar el límite de tiempo con el objetivo de trabajar la gestión del tiempo.

¡Anímate a realizarlo! Y me lo cuentas 😊

Más juegos aquí


Anna Morros es formadora y consultora de soft skills en el contexto empresarial, con el objetivo de potenciar las habilidades personales y sociales de los equipos y ayudar así en la consecución de objetivos personales y empresariales.

Es creadora de su propia metodología, personalizando sus talleres, workshops, consultoría y mentoría, conforme a las necesidades de cada empresa, contribuyendo a reforzar el compromiso de los equipos de trabajo a los que forma, marcar la diferencia con las empresas competidoras, aumentar la productividad de los equipos y mejorar el clima laboral.


¿Quieres conocer su trabajo? Síguela en:

El material publicado en este post, tanto texto como imagen, corresponde en exclusiva a su autor. Respeta su trabajo citando siempre la fuente.

Cuéntanos tu experiencia, escríbenos a contacto@exyge.eu.
¿Te animas?

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


5 − = zero