Los resultados no se logran por casualidad

Continuando con nuestro detallado repaso a ISO 9001:2015 hoy vamos a centrarnos en el punto 6.2.2 de la norma, planificación para lograr los objetivos de calidad. Es requisito de obligado cumplimiento para la organización determinar:

  • Qué se va a hacer. Es el “core” del objetivo, qué pretendemos conseguir con él.
  • Qué recursos serán necesarios para hacerlo. Es decir, de qué medios humanos y materiales debemos disponer para alcanzar el objetivo propuesto.
  • Quién será responsable de la gestión para la consecución de dichos objetivos. Fundamental, lo que es responsabilidad de todos, no es responsabilidad de nadie, ya nos conocemos.
  • Cuándo se dará por finalizada la consecución del objetivo, ya que nos deben tenerse abiertos a perpetuidad.
  • Cómo se evaluarán los resultados, lo que implica el establecimiento de indicadores que nos den idea del avance del proceso. Si no medimos difícilmente podremos mejorar.
  • Cómo se integrará esta planificación en los procesos del negocio. La consecución de objetivos no debe llevarse a cabo por encima de todas las cosas, si al planificar detectamos que los procesos son ineficientes, es el momento de revisarlos o de replantearnos el propio objetivo si resulta ser descabellado.

cita buffet

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


+ three = 8