Hay que empezar con buen pie

Para satisfacer plenamente las necesidades de nuestros clientes, previamente debemos conocerlas. Y de ello se encarga el artículo 8.2.2 de ISO 9001:2015, “Determinación de los requisitos para los productos y servicios” que se ofrecen al cliente. La norma establece la obligación de establecer, implementar y mantener un proceso para la determinación de los mencionados requisitos con las siguientes características:

  • Deben incluirse los requisitos legales y reglamentarios aplicables.
  • Se incluirán igualmente aquellos considerados necesarios por la organización.
  • La organización se asegurará de que dispone de los medios para cumplir con lo que ofrece, garantizando también la satisfacción de las reclamaciones sobre los productos y servicios ofrecidos.

Cita Eurípides

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


3 × six =