¿Hasta dónde quieres llegar?

Determinar el alcance de tu sistema de gestión no es cuestión baladí. A ello se dedica el punto 4.3 de ISO 9001:2015, indicándonos que se trata de un requisito de obligatorio cumplimiento, que debe estar disponible para quien lo requiera y del que además debemos mantener información documentada. Para establecer los límites y la aplicabilidad del Sistema de Gestión de la Calidad la organización considerará:

  • Los aspectos internos y externos que la afecten o puedan afectar.
  • Las necesidades y expectativas de las partes interesadas.
  • Los productos y /o servicios fabricados o suministrados por la organización.

Todos los requisitos de la norma son aplicables y, de producirse alguna exclusión de los mismos, nunca se referirán a la capacidad para ofrecer productos o servicios conformes.

Cita David Foster Wallace

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


− 5 = two