¡Silencio, por favor!

La contaminación acústica puede afectar a nuestra salud y calidad de vida. Una manera de educar a los más pequeños sobre el ruido y sus efectos es utilizar mecánicas de juego en la formación, así que, como otras veces, os traermos un nuevo ejemplo de serious games aplicado a la creación de conciencia preventiva.

 silencio

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


+ 1 = three