No me cuentes historias

Es muy común en equipos Scrum, o en los que implementen otros tipos de metodologías Agile, usar como método para estimar la cantidad de trabajo los denominados Story points (“Puntos de Historia”). Aunque, curiosamente y en contra de la creencia popular, no forman parte de guía original de Scrum.

En resumen, consiste en asignar a cada tarea un número que represente la cantidad de esfuerzo necesario para completarla. Lo importante en esos casos no es tanto el número en concreto sino la diferencia relativa entre los números de las distintas tareas y la “velocidad” a la que el equipo complete story points.

Tal y como se comenta en este artículo, el método de los story points presenta una serie de desventajas que desaconsejan su uso. La más importante es que, realmente, la gente no sabe estimar de manera relativa. Lo cual lleva a que sea usado de manera incorrecta, tanto por los desarrolladores como por los gestores, que tienden a creer que son una medida absoluta de la productividad.

Hay, sin embargo, una solución sencilla. No estimes en absoluto, como argumenta de manera acertada Allen Holub en este vídeo.

Measures

Un comentario
  1. Pingback: Flujo acumulado | exYge Consultores

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


six − = 2