¿Sabes lo que estás haciendo?

Definir cada uno de los procesos de tu negocio y sus interacciones, sistematizarlos, mejorarlos o incluso eliminarlos si en realidad no te aportan valor forma parte del denominado “enfoque a procesos de ISO 9001”. Conocer y gestionar de forma adecuada tus procesos te permite:

  • Entender y ser coherente en el cumplimiento de los requisitos demandados por tus clientes.
  • Considerar su valor añadido ya que son los que te permiten optimizar la gestión de tu negocio.
  • Desempeñarlos de forma eficaz.
  • Mejorarlos, basándote en el análisis de datos objetivos.
  • Comprender las interrelaciones entre ellos, entender que forman parte de un sistema mucho mayor y que no se trata de entes aislados.

Trabajando sobre cada una de las partes del sistema conseguiremos una mejora global del mismo.

Cita Deming

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


+ two = 3