Salvando la comida fea

La mejor manera de reducir residuos es optar por no generarlos. Con este objetivo han surgido diferentes iniciativas destinadas a reducir el desperdicio alimentario, como la de la cadena de supermercados francesa Intermarché o la de Eroski poniendo en valor productos que están en óptimas condiciones para ser consumidos pero que son desechados por su “fealdad”.

Frutas y verduras feas

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


one + 8 =