Es imposible obviar nuestro contexto

Siguiendo con nuestro repaso a ISO 9001:2015 hoy analizamos el punto 4 de la norma “Contexto de la organización” y en concreto su apartado 1, dedicado a la comprensión de la organización y su contexto.

Se trata de una novedad de esta versión, incorporada con carácter de requisito de cumplimiento obligatorio y algo perfectamente comprensible, dado que las actividades de las organizaciones tienen repercusiones internas y externas, e ISO no va a permanecer indiferente a las demandas sociales de políticas de responsabilidad corporativa de las empresas.

Así las organizaciones deben identificar aquellas cuestiones que afectan a su capacidad de alcanzar sus fines y monitorizar el seguimiento y la revisión de la información recopilada sobre las mismas, en dos vertientes:

  • Vertiente externa: La organización tendrá en cuenta su entorno cultural, social, político, legal, reglamentario, financiero, tecnológico y tendrá en cuenta la relación establecida con las partes interesadas afectas por su actuación.
  • Vertiente interna: Se considerarán la propia organización interna, la política empresarial, los recursos de todo tipo, los sistemas de TI, el conocimiento de la empresa, sus valores, desempeño, los procesos de toma de decisiones formales e informales, los flujos de información y la cultura empresarial.

Cita David Foster Wallace

Un comentario
  1. Pingback: Planificar no es perder el tiempo | exYge Consultores

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


− 4 = five