En el cuidado está la diferencia

Hoy centramos nuestro análisis de ISO 9001:2015 en el artículo 8.5.4 “Preservación”. En él la norma establece requisitos de obligado cumplimiento de cara a regular las salidas de productos o prestación de servicios. La empresa debe preservar el producto o servicio para garantizar su conformidad con los requisitos del cliente respecto a:

  • identificación,
  • manipulación,
  • contaminación (de producto, no ambiental),
  • embalaje,
  • almacenamiento,
  • transporte o transmisión de la información,
  • protección.

Lo vemos claramente en este ejemplo: Si fabricamos helados sería absurdo limitarnos a tener un buen producto, debemos además preocuparnos de disponer de la mejor logística para llegar al consumidor final, ya que un helado derretido no va a satisfacer las expectativas de nuestros clientes.

Cita Alesandra

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


2 × = six