Correr riesgos es positivo, si se sabe gestionar

ISO 9001:2015 introduce un concepto relativamente novedoso, el “pensamiento basado en riesgos”. Y decimos relativamente porque esta idea ya ha estado presente en otras ediciones de la norma, recordemos, por citar un ejemplo, las “acciones preventivas”, hoy felizmente desaparecidas en beneficio de una gestión integrada del riesgo en todo el sistema de gestión de la calidad.

El riesgo se manifiesta en dos vertientes:

  • Como causa de potenciales efectos negativos, en este sentido es importante desarrollar protocolos para prevenir, planificar e implementar acciones que eviten o minimicen el daño.
  • Como oportunidad de mejora, de esta manera aprender a gestionar el riesgo también nos permite detectar situaciones favorables y desarrollar acciones para aprovecharlas al máximo.

Cita Oscar Wilde

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


eight − 2 =