SEAMOS SERIOS, LA FORMACIÓN NO ES UN JUEGO… ¿O SÍ?

– “Lo siento chicos, pero la clase de hoy es infumable”.

Pensaréis que me he vuelto loca, si ya de entrada comienzo una sesión formativa con estas expectativas; algo de eso hay, porque si no, ¿cómo de otro modo vamos a llevar años y años disfrutando de este maravilloso mundo de la prevención, si no es porque traemos de serie ese punto de locura? Aunque eso es otra historia.

Pero volvamos a lo de tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado y pongámonos en situación: explica normativa jurídica en materia de prevención a un grupo de estudiantes de primer curso del ciclo de prevención, que, en su mayoría, quieren dedicarse, como nosotros en su momento, a mejorar la calidad de las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores.

Y ahí estás tú, con todas las leyes habidas y por haber, de las que algunas incluso dudas de su eficacia y otras que se deberían haber actualizado hace siglos, y les tienes que contar que son la base sobre la que crear su carrera de prevencionistas.

Tienes varias opciones: o haces como que no pasa nada y les empiezas a dar la clase magistral leyendo y leyendo normas en powerpoints proyectados en una pantalla (si eres de los buenos hasta les puedes explicar en detalle su contenido con ejemplos), o a pesar de que no es de los contenidos más fáciles, y es importante que estén preparados (de ahí lo de poner la tirita antes de la herida), comienzas a trabajar con casos reales prácticos y les haces investigar, buscar, analizar la normativa disponible para que puedan deducir cuál es la que le aplica, organizando grupos de trabajo donde cada uno de ellos sea una parte implicada en el caso y al final de la clase lo debatimos entre todos para valorar los diferentes puntos de vista.

¿Qué es lo que hará un técnico de prevención en la vida real cuando su responsable le plantee un problema que requiera una solución concreta:

1️⃣ Le recitará todas las leyes de prevención con fechas y sus modificaciones.
2️⃣ Analizará el caso y realizará un trabajo de investigación utilizando recursos normativos.
3️⃣ Dejará la prevención y se hará ermitaño.

Probablemente habrá un grupo reducido que opte por la opción c); la opción a) nos puede servir para sacar una oposición (que también habría mucho que hablar del tema porque en la práctica, insisto, lo de memorizar no termino de verlo, pero lo que nos va a ayudar a solucionar el problema va a ser nuestra capacidad analítica y de síntesis, de investigación y optimización de recursos, y eso lo habremos aprendido y añadido a nuestra lista de competencias y habilidades como técnicos si hemos tenido una buena formación, una formación eficaz y dirigida a su aplicación en el mundo real.

Por eso mis clases siempre incluyen: “Esto es la teoría, en el mundo real, la aplicación práctica tendría que ser la siguiente…”

Y aquí es donde los formadores tenemos que lucirnos y darles herramientas, en la medida de los medios de que dispongamos, que hoy en día son muchos y cada vez más, porque para leerles archivos se pueden quedar en su casa y buscarlo en internet, tenemos que aportar valor añadido en las formaciones y hacer que merezcan la pena, que aprendan a cómo ser técnicos de prevención.

Algunas herramientas de gamificación: Prevenbasic, Trivial, Tarjetas de dinámica de rol.
Algunas herramientas de gamificación: Prevenbasic, Trivial, Tarjetas de dinámica de rol.

Si hablamos de las formaciones en empresas, la cosa se vuelve aún más divertida, y aquí es donde me encanta incluir el término de – por favor, que nadie se me ofenda – el ‘técnico policía’.

Es cierto que tenemos que indicar qué es lo que se cumple y lo que no en materia preventiva e indicar cómo se debe mejorar, pero creo que es mucho más efectivo, si intentamos adaptarnos y empatizar con los trabajadores de cada una de las sesiones, y preparar un poco más las actividades enfocadas a los riesgos concretos de quienes van a asistir a una sesión concreta, y contar sobre todo con su participación, porque son ellos los que mejor conocen las condiciones en las que trabajan.

Por un lado, se da mucho más valor a su percepción de las condiciones de trabajo y, por otro lado, la formación que se hace tiene un sentido de aprendizaje real: para un trabajador concreto en un puesto de trabajo concreto, porque se intentan recrear sus circunstancias reales y mediante las herramientas de formación que utilicemos le ponemos en situación.

Por no hablar de que se favorece mucho más la interacción de todos los participantes y deja de ser un monólogo para cubrir expediente con certificados que solo sirven para pasar inspecciones.

Es necesario, cuando preparamos una sesión formativa, que tengamos claro que los asistentes no son meros oyentes, son una parte activa muy importante y primordial para que la sesión sea exitosa, y sobre todo, porque al final, lo que se pretende es crear cultura preventiva y que esas medidas de seguridad y salud se vayan inculcando y convirtiendo en hábitos y rutinas en el desarrollo de las tareas, tanto para los futuros prevencionistas como para los trabajadores que realizan formaciones de refresco.

Y lo más importante, son mucho más divertidas y gratificantes; es una maravilla terminar una sesión y que te feliciten e incluso en algún caso hasta te aplaudan, y te digan que les ha parecido muy útil, e incluso que se les ha pasado el tiempo súper rápido.

Olimpiadas de la Prevención: competición por grupos con varias actividades                                                                          Algunas herramientas de gamificación: Prevenbasic, Trivial, Tarjetas de dinámica de rol.
relacionadas con contenido en materia de PRL a lo largo del curso utilizando herramientas
tipo kahoot, descubre las 7 diferencias, crucigramas, trivial, …
Olimpiadas de la Prevención: competición por grupos con varias actividades relacionadas con contenido en materia de PRL a lo largo del curso utilizando herramientas tipo Kahoot, descubre las 7 diferencias, crucigramas, trivial, …

Al final, va a resultar que la formación sí que es un juego.


Paz Muñoz Camacho

Llegué al mundo de la prevención un poco por casualidad después de terminar mi Licenciatura en Filosofía, allá por el 2002, queriendo dedicarme a mejorar las condiciones de los trabajadores, en el ámbito de los recursos humanos, y por casualidad entre en este mundo que me atrapó hasta el día de hoy.
De todas las áreas preventivas, sobre todo me he especializado en las áreas de Gestión, Ergonomía, Psicosociología y Empresa Saludable, y combino la actividad de mi marca personal WE WORKING ENGAGED, con mi trabajo como Técnica Superior en Prevención en el Servicio de Prevención Ajeno, Prevengest y como Profesora Especialista del CFGS de Riesgos Profesionales, en el Institut Escola del Treball de Barcelona.

Esta triple combinación me da una visión muy completa desde los tres ámbitos, y me dice que como bien sabemos, todavía tenemos mucho trabajo por hacer, y por suerte, somos muchos los que estamos convencidos de ellos y trabajando para conseguirlo, comprometidos con un proyecto tan ambicioso.


¿Quieres conocer su trabajo? Síguela en:

We working engaged

El material publicado en este post, tanto texto como imagen, corresponde en exclusiva a su autor. Respeta su trabajo citando siempre la fuente.

Cuéntanos tu experiencia, escríbenos a contacto@exyge.eu.
¿Te animas?

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


× eight = 8