Los cuentos de Leonor

Si trabajamos con los niños y niñas partir de edades entre los 3 años en adelante en conceptos de autocuidado, ellos aprenden y logran hacer relaciones e inferencias en cuanto a la exposición al peligro.

Cuando Pepa Castillejo me invitó para escribir en su maravilloso blog acerca de “Los Cuentos de Leonor” como estrategia “lúdica” para enseñar prevención de riesgos tanto a los hijos como a los padres, lo primero que le comenté fue: -“…me gustaría proponerte un enfoque como padre” porque “Los Cuentos de Leonor” de estrategia tal vez tiene muy poco, pero sí es abundante en amor de un padre a su hija (como es en este caso puntual) y básicamente es casi como un pequeño reality que se transmite por Instagram Live, ya que la idea nació de una actividad que hacemos frecuentemente con mi hija, que es leer cuentos o a veces inventarlos para luego hacer algunas reflexiones en relación a lo leído y asociar aquello con eventos cotidianos.

Los cuentos de Leonor. Instagram Live

Como persona soy muy reflexivo y eso lo he llevado al ejercicio de la profesión. Fue en estas tantas reflexiones que me di cuenta de que sí le puedes enseñar acerca de peligros a los más pequeños y este “experimento” basado en observaciones tuvo como conejillo de indias a mi hija, Leonor. Cuando ella nació y comenzó a caminar, en vez de “reacondicionar” la casa para que la bebé no sufriera un accidente, la dejábamos explorar su entorno, explicándole los peligros de manera lúdica, es decir, a través de juegos, caricaturas, canciones en internet, etc. Luego con esas experiencias le enseñábamos lo peligroso que es la electricidad, por ejemplo. Le hacíamos asociar sensaciones, utilizando las experiencias kinestésicas, para que tuviese una referencia del peligro.

Leonor, mi musa

En “Los Cuentos de Leonor” lo que intentamos es “sembrar el origen” es decir, replicar algo similar a lo mencionado, pero a través de la lectura de cuentos y demostrar que, si trabajamos con los niños y niñas partir de edades entre los 3 años en adelante en conceptos de autocuidado, ellos aprenden y logran hacer relaciones e inferencias en cuanto a la exposición al peligro. Obviamente, no se explica de la manera técnica como ahora lo estás leyendo, sino más bien, se “acomoda” al nivel de lenguaje que los pequeños poseen y no necesariamente según la edad, ya que este tipo de estrategia está ligada a la capacidad cognitiva que posean y al nivel de interacción que hayan adquirido tanto con el significado de algo como de su significante.

Por último, cabe señalar que esta iniciativa tiene dos objetivos fundamentales:

✅ El primero es que a través de las preguntas y la conversación que se genera una vez leído el cuento, demostramos que los niños son verdaderas “esponjas”, que tienen una gran capacidad de reflexión y análisis de los contextos, que pueden comprender qué cosas son peligrosas y cómo protegerse. Un ejemplo de esto es lo que me ocurrió con el cinturón de seguridad que tienen las sillas para niños de los vehículos. Íbamos a salir, por lo tanto senté a Leonor en su silla, pero en mi apuro olvidé abrochar su cinturón. Cuando encendí el motor del vehículo, mi hija me alertó: – ¡Papá, olvidaste abrocharme!- este pequeño relato es un hecho concreto de lo que anteriormente les comentaba, los niños pueden comprender qué cosas son peligrosas y cómo protegerse. Además, es una invitación para quienes están viendo el programa a que se motiven a enseñar a sus hijos conceptos de autocuidado para que se conviertan en adultos responsables tanto con ellos mismos como con sus pares y el entorno, demostrando con esto, que la seguridad no es solo un asunto laboral y que mientras a más temprana edad se eduque en el tema mayor es la probabilidad de generar cultura preventiva (en todo orden de cosas, contextos y acciones).


✅ El segundo objetivo y no por eso menos importante, está relacionado con la sana interacción y la calidad de tiempo que como padres podemos generar en una actividad tan sencilla como lo es leer un cuento junto a nuestros hijos. Esto nos permite establecer cercanía, estrechar lazos y configurar en el mapa mental de nuestros pequeños una experiencia que sin duda alguna, replicarán cuando les toque a ellos y ellas el rol de padres y madres.

Leonor y Yerko

Yerko Rojas Coach SST

Yerko Rojas es coach en SST. Se define a si mismo como un agradecido de la vida y de la familia que tiene. Positivo, alegre y espontáneo, un eterno aprendiz de la vida, un pensador “amateur” con aires de filósofo de barrio, sencillo y con un gran sentido de igualdad y altruismo. Yerko es un profesional del área de la Prevención y del Diseño, gran generador de contenidos en RRSS. Hoy, dedicado al Coaching como herramienta de gestión en SST y como alternativa para mejorar el empuje de los equipos y el crecimiento personal, con un objetivo claro: liderar con empatía de coach.


Su amplia formación incluye las titulaciones de técnico e ingeniero en Prevención de Riesgos, diseñador gráfico publicitario, diplomado en coaching profesional, diplomado en gestión del riesgo psicosocial, postítulo en gestión de la comunicación corporativa, certificado como auditor de Normas ISO y certificado en PNL.


¿Quieres conocer su trabajo? Síguelo en:

El material publicado en este post, tanto texto como imagen, corresponde en exclusiva a su autor. Respeta su trabajo citando siempre la fuente.

Cuéntanos tu experiencia, escríbenos a contacto@exyge.eu.
¿Te animas?

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


− seven = 2