Caro no es sinónimo de excelente

Nos ha llamado la atención esta noticia, vía Europapress. El pasado martes, India se convertía en un nuevo inquilino del planeta rojo. Su mérito, competir con potencias como la UE, EEUU y la antigua URSS, realizando un producto con similares prestaciones pero con un coste de 74 millones de dólares, sensiblemente inferior a los 671 millones de la misión Maven, de la NASA, que llegó hasta la órbita marciana 48 horas antes que el satélite indio.

sonda_marte

Danos tu opinión

Tu email no será hecho público. Los campos con (*) son obligatorios.

*

*


− 2 = two